top of page

Cultura organizacional y espiritualidad.

¿Qué es la espiritualidad en las Organizaciones?



Al hablar de espiritualidad en el trabajo no nos referimos a aquellas prácticas religiosas organizadas; es decir, no se relaciona con Dios o la teología. Es el reconocimiento de que las personas tienen una vida interior que se alimenta por medio de los trabajos significativos que tienen lugar en el contexto de la comunidad. Cuando las organizaciones promueven una cultura espiritual reconocen que las personas se integran de mente y espíritu, y desean empatizar con otros seres humanos y formar parte de comunidades.


El porqué de la espiritualidad ahora en las organizaciones

En la historia de la administración organizacional, así como en la del comportamiento, no se ha encontrado lugar para la espiritualidad, ya que el mito de la racionalidad supone que las organizaciones con una buena administración eliminan los sentimientos; no obstante, tomar en cuenta la espiritualidad de los empleados ayuda a entender su comportamiento en el siglo XXI.


Características de una organización espiritual.

El concepto de espiritualidad remite al análisis que se ha realizado de temas como ética, valores, motivación, balance y liderazgo entre el trabajo y la vida personal de los empleados. Cuando una organización es espiritual se preocupa por ayudar a sus empleados a que desarrollen todo su potencial; además, soluciona los problemas generados por conflictos relacionados con la vida personal y el trabajo.


Según Griffin y Moorhead (2010), se han identificado cuatro características culturales evidentes en las empresas que son espirituales:


1.


Sentido intenso de propósito. Construyen su cultura alrededor de un propósito significativo y las utilidades no son sus valores primordiales. Las personas quieren estar inspiradas por un propósito que consideran importante y produce beneficios.



2.


Confianza y respeto. Se distinguen por la confianza mutua, honestidad y apertura. Cuando un gerente comete un error no tiene miedo de admitirlo.



3.


Prácticas humanísticas de trabajo. Tienen horarios flexibles en el trabajo, sus premios se basan en el grupo y la organización, disminuyen las diferencias salariales y de estatus, dan poder a los empleados y seguridad en el trabajo.


4.


Tolerancia a la expresión de los empleados. No inhiben las emociones de sus empleados y les permiten ser ellos mismos, por lo que pueden expresar sus humores y sentimientos sin culpa o temor de una reprimenda.


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page